Tras la aprobación esta semana pasada de una enmienda a la Ley de Propiedad Intelectual en Japón por la que los usuarios que descarguen material protegido podrían tener cárcel de hasta dos años, la Asociación de la Industria de Grabación del país busca que los ISP instalen tecnología que bloquea automáticamente archivos no autorizados.

 

Y es que a principios de esta semana Japón aprobó una enmienda donde a partir de octubre los autoridades podrán incluir cárcel de hasta dos años a todos aquellos usuarios que descarguen material con copyright.

Una situación nueva en el país que podría no ser el último esfuerzo de la industria por perseguir la descarga de material con derechos de autor. Varios grupos de derechos musicales donde se incluye la Asociación de la Industria de Grabación en el país dicen haber desarrollado un sistema capaz de detectar automáticamente la subida no autorizada de música antes de que llegue a una plataforma en la red. Según cuentan, sólo faltaría que los proveedores de Internet puedan integrar el sistema en sus redes.

¿Y cómo funciona? La tecnología espiaría las conexiones de los usuarios comparando los datos que se están subiendo a la red con huellas digitales, luego evaluadas en una base de datos externa. Una vez que se encuentra una coincidencia, los titulares de derecho requerirían de los ISP para que bloqueen automáticamente el contenido presuntamente infractor. De acuerdo al informe público, el sistema también incluiría cartas de advertencia a los usuarios que suben contenidos.

Un sistema que de aplicarse con éxito equivaldría al régimen de los three strikes más invasivo hasta la fecha, una propuesta que podría tener adeptos en otros gobiernos del mundo. No sólo eso, el sistema está siendo promovido como un beneficio para los propios proveedores argumentando que los ISP dejarían de ser considerados como infractores al no actuar sobre los avisos de la industria. Claro que es posible que de implantarse, comiencen a llegarles demandas de miles de usuarios por invasión a la privacidad.

Publicado en ALT1040 de Miguel Jorge